Objetivo del curso

Nuestro propósito del curso 2023/2024 es:

“Ser escuelas del cuidado, que promuevan estructuras de participación y el acompañamiento de personas y procesos para impulsar la identificación con nuestro proyecto educativo teresiano, cuyo perfil de salida es una alternativa para la transformación de la sociedad”.

En la figura de Jesús de Nazaret descubrimos todo lo que gira en torno al cuidado, la participación, el acompañamiento y la transformación social, todos los aspectos que nuestro propósito quiere reflejar.

 

Y no perdemos de vista la llamada de Teresa de Jesús:

“Los ojos en Él, y no hayan miedo se ponga este Sol de Justicia, ni nos deje caminar de noche para que nos perdamos, si primero no le dejamos a Él”.

En Jesús es muy fácil encontrar a un hombre descuidado en lo superficial, descuidado de todo aquello que nos aparta de nuestra verdadera vocación y, sin embargo, muy cuidadoso en todo lo referente a lo humano, al sentido profundo de la vida, a las relaciones, a los gestos y a las palabras oportunas, a sanar heridas, a comprometerse por causas ignoradas por la mayoría, a involucrarse hasta el final en todo lo que significa donación, compasión y misericordia.

 

El cuidar y el cuidado de Jesús generaba en las personas oportunidad y ganas de vivir. Un cuidado que sanaba por fuera y, sobre todo, por dentro. Un cuidado que muestra quién es y cómo es el Dios de Jesús.

 

Aquel judío de Galilea, trabajador, profeta itinerante del reino de Dios, amigo de la vida, poeta de la compasión, curador de la vida, defensor de los últimos, amigo de pecadores, amigo de la mujer, es maestro de la vida. Nuestro deseo es que consigamos aproximarnos a este “modo de Jesús” para llevarlo a nuestra vida y a la vida de nuestro alumnado.

 

Pensar, sentir y amar como Jesús supone:

diálogo, apertura, colaboración, transparencia, escucha, implicación, mirada apreciativa.

 

 

Por eso, nuestro lema para este curso 2023/2024 es:

Para cuidar, es necesario dejarse afectar, conmoverse y entonces, MOVERSE. El lema de este curso nos habla de dejarse tocar y afectar por el otro, de llenarse de ternura para generar en nosotros ese modo cuidadoso de Jesús con otros. Queremos generar movimientos internos que nos lleven a vivir hacia afuera.

 

Por eso, la invitación de este curso:

Con Jesús, muévete. Como Jesús, ConMuéveTe.

 

La vida nos mueve al encuentro, a salir, a cambiar y a transformar. Es Jesús mismo quien sale a nuestro encuentro y nos remueve el corazón. Jesús es Vida y la Vida es movimiento. Conmoverse es mover el corazón.

 

En definitiva, inspirados por Jesús, estamos llamados a cuidar, acompañar, participar y transformar.